Balance y Calidad de vida

Un chupito de microbios para mejorar la mente

jueves, 12 ene 2017 |
Leido 406 veces

Si hay algo que la última década de investigación ha dejado claro es que la composición microbiana del sistema digestivo puede tener un impacto monumental en la salud. La lista de posibles vínculos entre enfermedades y desequilibrios en la flora intestinal es impresionante; resulta difícil encontrar una dolencia cuya relación con el microbioma no se haya explorado. Las enfermedades psíquicas han llegado tarde a la fiesta, y el estudio de su conexión con la microfauna que habita nuestras tripas apenas ha empezado.

En la estela del aluvión de datos publicados sobre este tema a lo largo de los últimos años, productos ricos en bacterias beneficiosas inundaron las baldas de los supermercados; alimentos fermentados cargados de supuestos probióticos, como el kéfir o yogur búlgaro y la kombucha, fueron tendencia; y temas escabrosos como los trasplantes fecales irrumpieron en las páginas de los medios de comunicación.

La idea de que manipular la microbiota intestinal puede mejorar la salud no es nueva. Hace más de un siglo, el premio Nobel de Medicina Iliá Méchnikov (1845-1916) fue el primero en defenderla. Convencido de que el envejecimiento estaba relacionado con el colon, el científico ruso descubrió que la esperanza de vida era más alta en ciertas regiones de Bulgaria, y lo atribuyó al consumo de yogures. Su hipótesis dio origen al concepto de probiótico, que se quedó en simple curiosidad hasta la moderna explosión de estudios sobre el microbioma. Hoy por hoy, se han descrito varias cepas bacterianas beneficiosas en animales de laboratorio, pero queda el desafío de trasladar estos resultados a la especie humana.

Experimentos recientes han desvelado que, contra toda expectativa, los productos lácteos fermentados tienen efectivamente la capacidad de alterar el comportamiento. Por ejemplo, científicos de la Universidad de California en Los Ángeles demostraron en 2013 que el consumo diario de yogur altera regiones cerebrales asociadas con el control de las emociones.

La microbiota es tan distinta de una persona a otra que podría ser usada como método de identificación

No hay dos floras intestinales iguales

A través del uso de técnicas de neuroimagen, los expertos verificaron la acción de los probióticos. "El contraste entre el antes y el después era bastante claro", afirma el gastroenterólogo Emeran Mayer, director de este estudio. Aunque los participantes solo habían consumido la dosis diaria de yogur durante dos semanas, las bacterias hicieron efecto.

Mientras que, como especie, compartimos un 99,99 % del genoma, la microbiota es tan distinta de un individuo a otro que podría ser usado como método de identificación. Un 70 % de las especies pertenecen a dos grandes filos, Firmicutes y Bacteroidetes, pero la variabilidad es asombrosa, con algunas tendencias geográficas y sociales.

Varios estudios indican, por ejemplo, que en los países desarrollados –donde predomina el consumo de alimentos con grasas y proteínas– despunta el género Bacteroides, mientras que en zonas con dietas ricas en fibras predomina Prevotella. El significado de las diferencias, más allá de su vinculación a los alimentos, todavía no se ha establecido.

Estudios comparativos han intentado encontrar relaciones entre estos patrones y el desarrollo de ciertas enfermedades. Así se ha demostrado que las personas obesas tienen un 20 % más de Firmicutes y casi un 90 % menos de Bacteroidetes que las delgadas. Rob Knight, experto de la Universidad de California en San Diego, aconseja cautela ante tales resultados: "Es muy difícil decir si las diferencias asociadas con enfermedades son causas o consecuencias".

En 2011, otro trabajo, publicado en la revista Brain, Behavior, and Immunity, indicaba que el estrés provoca una disminución de diversidad microbiana en los intestinos de los ratones, con la desaparición de especies beneficiosas y un crecimiento de las patógenas. El mismo fenómeno se ha detectado en ardillas salvajes.

probióticos

Aunque analizar estas interacciones en humanos es técnicamente más difícil, Simon Knowles, de la Universidad de Tecnología Swinburne (Australia), analizó el microbioma de estudiantes universitarios antes y durante la época de exámenes. En la tensa etapa de evaluación, su flora intestinal perdió lactobacilos, grupo de bacterias productoras de ácido láctico al que pertenecen algunas de las especies más estudiadas como probióticos.

Si bien el estrés es una respuesta adaptativa a las situaciones de peligro, puede transformarse en una reacción crónica. A largo plazo, está asociado con una predisposición a caer enfermo, sobre todo de dolencias psíquicas.

Como ocurre en todos los ecosistemas, la riqueza del microbioma intestinal es sinónimo de salud. Una selva biodiversificada es capaz de sobreponerse a las agresiones externas porque, aunque se extingan algunas especies, cuenta con otras capaces de cumplir con las mismas funciones.

"No tenemos una imagen completa de lo que ha ocurrido, pero nuestras investigaciones indican que el comportamiento humano ha tenido un impacto muy nocivo sobre su microbioma a lo largo de los últimos dos mil años", explica la antropóloga Christina Warinner, de la Universidad de Oklahoma. En efecto, el hombre moderno viviría en un estado de disbiosis –alteración bacteriana– permanente.

¿Y cómo mejorar al conjunto de microbios que llevamos dentro? Pues con prebióticos. Al diferencia de los probióticos, organismos vivos, son compuestos que proporcionan sustento a los microorganismos ya presentes en nuestra comunidad intestinal. Esencialmente hablamos de fibra, parte no digerible de los alimentos de origen vegetal que llega casi intacta al colon, donde sirve de sustrato a las bacterias.

 

Dieta de legumbres para aflojar la tensión

Con ratones se ha demostrado que la ingesta de un tipo específico de fibra, conocida como GOS, fomenta la presencia de lactobacilos y bifidobacterias, aumento vinculado con una mayor concentración de ciertos neurotransmisores que reducen la ansiedad. Aunque en humanos no hay todavía datos tan concretos, un estudio realizado por científicos de la Universidad de Oxford confirmó que quienes consumen GOS –muy abundante en las legumbres, por ejemplo– tienen niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés.

Desgraciadamente, la dieta occidental es deficitaria en fibra, lo que implica una reducción en la diversidad del microbioma y sus subproductos, como los importantes ácidos grasos de cadena corta. Tres de ellos, el propionato, el acetato y el butirato, solo están disponibles si los produce la flora intestinal. Los dos primeros resultan esenciales para el funcionamiento del hígado, mientras que el butirato es la principal fuente de energía de las células del colon.

Estos compuestos no son por sí mismos neuroactivos, aunque pueden afectar al cerebro de manera indirecta. Al estar implicados en el estimulo del tránsito intestinal, por ejemplo, promueven la secreción de serotonina, la hormona de la felicidad. Además, un incorrecto metabolismo de los ácidos grasos de cadena corta se ha vinculado con los problemas gastrointestinales que sufren más de un 70 % de los pacientes con síndrome del espectro autista.

Teniendo en cuenta toda esta información, el psiquiatra Timothy Dinan, la nutricionista Catherine Stanton y el neurocientífico John Cryan acuñaron en 2013 el término psicobióticos para definir una nueva clase de probióticos "capaces de producir y suministrar sustancias neuroactivas, que actúan en el eje cerebro-intestino".

Ahora que la prescripción de antidepresivos y ansiolíticos ha alcanzado niveles nunca vistos, estos expertos defienden alternativas menos agresivas y sin efectos secundarios. En el Instituto de Microbioma APC de la Universidad de Cork (Irlanda) han probado ya los efectos sobre el cerebro de diversas bacterias. Por ejemplo, la especie Lactobacillus rhamnosus, conocida por su capacidad para modular el sistema inmune, reduce los niveles de ansiedad en ratones adultos mediante alteraciones a nivel de los receptores del neurotransmisor GABA. Es el mismo mecanismo de acción del diazepam, el fármaco más recetado para tratar la ansiedad.

lactobacillus

Por ahora, estos resultados no se han confirmado en personas, aunque otro psicobiótico, Bifidobacterium longum, consiguió influir sobre los mismos factores en un estudio realizado el año pasado. Dinan y Cryan demostraron que no solo reduce la sensación subjetiva de estrés sentido por los sujetos del experimento, sino que también disminuye los niveles de cortisol, modifica la actividad cerebral y mejora la función cognitiva, particularmente la memoria.

Debemos confiar en nuestros microbios

Otros trabajos indican que varias especies de lactobacilos pueden ser útiles para combatir los síntomas de la depresión, minimizar la ansiedad e incluso tratar la fatiga crónica. De todos modos, una revisión publicada a finales del año pasado analizó todos los datos disponibles hasta la fecha y llegó a la conclusión de que "hay muy pocas pruebas de la eficacia de las intervenciones probióticas en el pronóstico de las enfermedades mentales".

"Este es un campo de investigación muy reciente, y son necesarios más ensayos clínicos para poder extraer conclusiones", sentencia el artículo. Aun así, la apuesta más segura es confiar en los microbios que tenemos dentro; aprender a ajustar nuestras dietas, nuestro estilo de vida y nuestro entorno a las necesidades de la flora intestinal. Un ecosistema vasto y diverso que tardaremos décadas en comprender, pero que encierra promesas 

TUIT RECIENTE
ULTIMOS ARTICULOS

LA CARTA QUE DEJÓ STEVE JOBS ANTES DE MORIR

“Alcancé el pináculo del éxito en el mundo de los negocios. A los ojos delos demás, mi vida es el epítome del éxito.

Sin embargo, además del trabajo, tengo pocas alegrías. Al final, la riqueza es el único hecho de la vida que conozco.

En este momento, recostado en una cama de enfermo y repasando mi vida entera, me doy cuenta que la riqueza y el reconocimiento del que tanto me enorgullecí, palidecen y carecen de significado de cara a la muerte inminente.

En la oscuridad, veo las luces verdes de las máquinas que me mantienen con vida y siento el aliento de la muerte respirar cada vez más cerca de mí…

Ahora sé que, una vez que logramos acumular riqueza, debemos perseguir otras cosas no relacionadas…

Tal vez relaciones, tal vez arte, tal vez los sueños abandonados de la juventud.

Perseguir la abundancia sin descanso solo te convertirá en un ser retorcido, como yo.

Mi riqueza ya no me la puedo llevar, solo me llevo las memorias que me dio el amor. Es la verdadera riqueza que te acompañará y te dará la fuerza y la luz para seguir adelante. Y recuerden, nadie necesita una Stylus.

Lo material que se pierde, se puede recuperar, pero hay algo que nunca se puede recuperar cuando se pierde… la vida

En cualquier etapa de la vida que te encuentres, recuerda que llegará e momento de enfrentar la hora en que se cierran las persianas.

Atesora el amor de tu familia y amigos.

Trátate bien. Aprecia a los demás”

Dejar de desayunar aumenta en 20% los niveles de ansiedad

Por ejemplo, En un reciente estudio de la Universidad británica, Imperial College London, confirmó que no ingerir alimentos al desayuno incrementa en un 20% la ansiedad por ingerir alimentos altos en calorías.

 

“El no desayunar o estar muchas horas sin alimento, envía una señal de alerta a nuestro cerebro provocando la acumulación de grasa y que tengamos más hambre durante el resto del día”, señaló la nutricionista Katherine Gallardo, y agrega que “el sobrepeso se relaciona directamente con la falta de un buen desayuno, además de provocar dolencias como gastritis, así como aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas”, comenta Gallardo, citando también la investigación de la  Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Ese mismo informe, expone que los hombres que no toman desayuno tienen un 27% más de posibilidades de sufrir una enfermedad cardíaca.

 

Comer fuera de casa si es necesario

 

Estar lejos de casa, no debería ser una excusa para evitar el desayuno. Según explica la especialista, durante las horas de sueño utilizamos energía para dormir, por lo que necesitamos recobrarlas con un desayuno equilibrado.

Consumir este primer alimento es fundamental para empezar la rutina de los viajeros o jornada laboral, ya que la falta de energía afectaría nuestra concentración y memoria”, comenta la experta en un comunicado enviado por el Hotel Courtyard Santiago Las Condes, quienes ofrecen un buffet matutino para sus clientes.

¿Quiénes tienen más orgasmos, quiénes menos y por qué?

Pero ¿por qué existe esta brecha de género, y qué se puede hacer para lograr la igualdad del orgasmo? Después de todo, alrededor del 40% de las mujeres experimentan disfunción sexual, asociada con una dificultad crónica para alcanzar el orgasmo.

Los expertos están ofreciendo algunas respuestas.

"Todos los grupos de hombres – gay, bisexual, heterosexual – llegan al orgasmo en más ocasiones que todos los grupos de mujeres", dijo David Frederick, profesor asistente de psicología en la Universidad Chapman, que ha estudiado la sexualidad humana.

"Las mujeres lesbianas experimentan orgasmos más a menudo que las mujeres heterosexuales, pero menos a menudo que los hombres", dijo. "Lo que hace que el orgasmo de las mujeres sea el foco de la especulación bastante intensa. Cada mes, docenas de revistas y artículos en línea resaltan las diferentes maneras de ayudar a las mujeres a alcanzar el orgasmo con más facilidad. Para muchas personas, el orgasmo es una parte importante de las relaciones sexuales".

La razón de la brecha del orgasmo podría ser sociocultural o evolutiva, dijo Frederick.

"Las mujeres tienen mayor insatisfacción corporal que los hombres, e interfiere con su vida sexual más, lo que puede afectar la satisfacción sexual y la capacidad de experimentar orgasmos si la gente se está enfocando más en estas preocupaciones que en la experiencia sexual", dijo.

"Hay más estigma contra las mujeres que inician el sexo y expresan lo que quieren sexualmente", dijo, agregando, "una cosa que sabemos es que en muchas parejas, hay una discrepancia de deseo: una pareja quiere sexo más a menudo que la otra. En heterosexuales, esa persona suele ser el hombre".

Por lo tanto, una mujer puede tener relaciones sexuales con su pareja cuando no está necesariamente de ánimo, y entonces puede ser menos probable que alcance un orgasmo, dijo Frederick.

También existe la idea de que el orgasmo masculino ayuda a facilitar la reproducción, ya que es invariablemente requerido para la eyaculación. Para las mujeres, sin embargo, no hay un vínculo claro entre el orgasmo y la reproducción, dijo Frederick.

"Pero hace millones de años, quizás estaban relacionados", agregó.

"Una teoría es que en los antepasados de los seres humanos el orgasmo se producía más fácilmente porque su función era causar la ovulación. Esto ocurre en muchos animales", dijo Frederick.

"Una vez que el ciclo menstrual comenzó a regular la ovulación, el orgasmo ya no estaba asociado con la reproducción de las mujeres, lo que permitió que la capacidad y la facilidad del orgasmo se volvieran más variables en las mujeres durante millones de años y es por eso que la frecuencia del orgasmo es mucho más variable en mujeres que en hombres", añade.

Algunas mujeres pueden estar anatómicamente predispuestas a orgasmos regulares, dijo Elisabeth Lloyd, profesora de biología y filosofía en la Universidad de Indiana-Bloomington, que fue coautora de un estudio sobre la anatomía genital y el orgasmo en las relaciones sexuales.

Una distancia más corta entre el clítoris y la abertura urinaria, donde se libera la orina, puede aumentar la probabilidad de que una mujer experimente un orgasmo, según el estudio publicado en la revista Hormonas y Comportamiento en 2011.

Lloyd analizó datos de dos estudios sobre la relación entre la anatomía y el orgasmo en mujeres con ayuda de su coautor Kim Wallen, profesor de psicología y neuroendocrinología conductual en la Universidad de Emory.

"Encontramos que la distancia entre el clítoris y la abertura urinaria, que se llama CUMD, indica si una mujer está o no inclinada a tener un orgasmo con una relación sexual o no, y si es inferior a 2 centímetros, entonces probablemente va a tener un orgasmo con el coito", dijo Lloyd.

"Si está por encima, si es alrededor de 3, entonces es probable que no vaya a tener un orgasmo con las relaciones sexuales", dijo. "Esas fueron nuestras conclusiones, que han sido confirmadas a través de otras pruebas, lo que significa que si una mujer no tiene un orgasmo de relaciones sexuales, no es su culpa. Tiene que ver con su anatomía".

Dormir mal aumenta el deseo por la comida chatarra

Los investigadores usaron imágenes obtenidas mediante resonancia magnética funcional para estudiar el cerebro de 23 adultos jóvenes tras una noche de descanso normal y después de una noche sin dormir. En el segundo caso, el lóbulo frontal, que se ocupa de la toma de decisiones complejas, mostraba menos actividad de lo habitual, mientras que el centro cerebral de las recompensas estaba hiperactivo. Esto explicaría por qué cuando se les ofreció comida a los participantes, aquellos que habían estado privados de sueño elegían snacks poco saludables y comida basura, especialmente hamburguesas, pizzas y donuts. Tras una noche de 8 horas de sueño profundo, sin embargo, los sujetos escogían la opción “sana”, compuesta por fresas, manzanas y zanahorias.

“Si no dormimos, las estructuras cerebrales que controlan la motivación y el deseo se hiperactivan”, concluye Matthew Walker, coautor del trabajo que se publica en Nature Communications. Si a esto se suma que las neuronas encargadas de valorar las opciones y tomar decisiones “adecuadas” no funcionan bien cuando nos falta el descanso, la consecuencia es que quienes no duermen bien son incapaces de tomar decisiones adecuadas sobre su alimentación, ingieren alimentos excesivamente calóricos y están más predispuestos a la obesidad.

El número de niñas casadas en el país es el más alto de AL

La República Dominicana ocupa el primer lugar, junto a Nicaragua, con el mayor número de niñas y adolescentes que están casadas o “unidas” en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con el estudio “Niñas Esposadas” realizado por Plan Internacional en el país (Plan RD), en las provincias Azua, Barahona, Pedernales, Elías Piña y San Juan, una de cada cinco adolescentes (23.4%) entre 15 y 19 años está casada o unida con un hombre 10 años mayor.

Según la autora de la investigación, Jeannette Tineo, el matrimonio infantil forzado es el resultado de la violencia intrafamiliar, la expectativa de emancipación o la oportunidad de negociación que establecen las familias como una oportunidad de salir de la pobreza.

Dijo que el estudio arrojó que el matrimonio infantil forzado tiene vinculación fuerte con los embarazos en adolescentes, ya que de las diez niñas casadas con hombres adultos que fueron entrevistadas, siete estaban embarazadas al momento de establecer la unión.

Las regiones con el mayor porcentaje de mujeres casadas o unidas antes de los 15 años son: El Valle con 18.5% y Enriquillo con 18.2%, llegando a superar el 47% antes de cumplir los 18 años.

En el sondeo de hogar que se realizó en la investigación,  14% de las niñas y adolescentes entre los 12 y 17 años dijo estar unida o casada y el 65% estar en una relación de noviazgo.

 

También arrojó que el 14% de las adolescentes ha tenido uno y dos embarazos entre los 14 y 17 años.

La investigación presentada ayer también señala que el 71% de los hombres encuestados dijeron que al momento de iniciar la relación sus parejas tenían entre los 12 y 17 años. El 39% de esos hombres dijeron preferir a las niñas y adolescentes como parejas porque son obedientes y se pueden dominar fácilmente. Santa Mateo, asesora de género de Plan RD, dijo que los hombres casados o unidos con las niñas (12-14 años) tienen entre 25 a 35 años de edad.

AMPLIACIÓN DE EDAD PARA EL MATRIMONIO
Entre las acciones que plantean está que los legisladores valoren aumentar la edad mínima para casarse a los 18 años. El código civil dice que la niña con consentimiento del padre se puede casar con 15 años y  el niño con 16.

“Queremos que el Congreso ahora que está revisando el código civil aumente la edad a 18 años sin excepción”, apuntó. Consideró que se requiere de una mayor articulación y coordinación desde el Estado como garante de derecho y que estén los recursos suficientes para que se puedan implementar.

Solo Para Mujeres es
Divertido, Amigas, Mujer, Instructivo, Apoyo, Abnegación, Transformación, Acogida, Unico, Cambios, Alegria, Humildad, Tenaz, Tutor, Entrega, Inteligencía, Capacidad, Enseñanza, Empoderamiento, Por Favor, Motivación.