Miss Tecnology

Dolencias 2.0; cinco nuevas enfermedades por el uso de los celulares

miércoles, 14 sep 2016 |
Leido 977 veces

En la actualidad los seres humanos no pueden pasar ni cinco minutos sin mirar el celular, un reportaje de la revista Cosmopolitan México, refleja que, el 80% de los usuarios de ese país lo usa mientras ve la televisión y casi 65 millones de personas accede regularmente a Internet.

La publicación destaca que los smartphones representan 50% de los teléfonos móviles en México y, según algunos estudios, son tocados un poco más de 10 veces por hora, lo que, quitando las ocho de sueño, nos da una cifra que supera las 160 veces al día.

En la actualidad es normal ver un grupo familiar o de amigos sentados comiendo, y al mismo tiempo revisando su celular o durando un largo rato sin emitir ni una sola palabra.

La revista destaca que el móvil roba toda nuestra atención y nos está pasando factura: llegan los tecnoachaques. Los médicos incorporaron en sus diagnósticos dolencias 2.0; te contamos las más frecuentes dadas a conocer por el medio azteca.

Tecnoestrés

La necesidad de estar conectada todo el tiempo puede derivar en un trastorno (cada día más frecuente; afecta a una de cada tres personas), conocido como tecnoestrés o estrés tecnológico.

Buscas, observas, lees, guardas, organizas y generas información continuamente. No importa si te encuentras de vacaciones, fuera de la oficina o vas de camino al gimnasio.

El smartphone ha hecho que tengas todo en tu mano (hasta correo electrónico), por lo que es importante desconectarlo. Esta situación puede conducir a una sensación de ansiedad, estrés y nerviosismo que puede pasarnos factura.

Además, hay otro caso de estrés 2.0, se da cuando todo evoluciona antes que tú. Este desorden aparece en modo de frustración y miedo a no saber adaptarte.

Nomofobia

“Y si me mandan un WhatsApp importante? ¿No tener acceso a mi Instagram mientras ‘disfruto’ de un trago con mis amigas? ¿No leer lo que sale en Twitter ni saber qué es tendencia?”.

La adicción del siglo XXI se llama nomofobia y no es otra cosa que el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono celular. Al igual que llevarlo contigo y quedarte sin batería. ¿Te suena? Según la plataforma Descontect@, este término es un trastorno que sufre, sin saberlo, 77% de la población.

Datos como el que nos da Rastreator (76.4% de los usuarios reconoce que mirar el cel es lo primero que hace cuando se levanta o lo último antes de acostarse) son garantía de ello. Ansiedad, depresión, inseguridad, taquicardia o dolores de cabeza son algunos de sus síntomas.

Y paradójicamente también el aislamiento, ya que la nomofobia puede derivar en sufrir phubbing (apunta esta palabra), que consiste en ignorar a quienes nos acompañan, pero prestar más atención al smartphone.

El síndrome de Google

¿Rememoras la última vez que tomaste papel y pluma para hacer una división? Entonces, mejor no hablamos de las raíces cuadradas. ¿Memorizar un suceso histórico pudiendo buscarlo en la red? ¿Aprenderte un número de teléfono? Si se apaga tu celular, que no te pidan ni uno.

Abusar de la ‘memoria externa’ que nos da nuestro teléfono ha conseguido, de acuerdo con una investigación de la psicóloga Betsy Sparrow, profesora adjunta de la Universidad de Columbia en Nueva York, que retengamos cada vez menos información.

El estudio sugiere que la población ha comenzado a utilizar Internet como su “banco personal de datos”. ¿La parte positiva? Que cada vez somos más hábiles para encontrarlos.

Apnea del Whatsapp

Otra de las adicciones que ya está́ tipificando como tal y que los médicos diagnostican es la de apnea del WhatsApp. Los psicólogos la definen como la ansiedad que genera en nuestro cerebro la consulta compulsiva de mensajes.

Para entendernos, entre los usuarios de esta aplicación (¿quién la usará?) se genera un alto nivel de dependencia a la recepción y envío de mensajes. No tenerlos genera un estado de alteración psicológica que provoca ansiedad.

Para los pacientes de esta tecnopatía estar un rato, una mañana o, en el peor de los casos, un día sin esta app genera un estado de inestabilidad o inseguridad emocional. El grado de dependencia y adicción puede originar tal ansiedad que cuando no existe comunicación se genera desánimo y frustración.

Síndrome de la llamada imaginaria

“Juraría que ha sonado mi teléfono”. Te acercas, lo miras y nada. No existe llamada perdida. ¿Te ha pasado alguna vez? Es el denominado Síndrome de la Llamada Imaginaria y, aunque lo veas un poco excesivo, según la consultora TechHive, 70% de los usuarios ha tenido esta sensación.

Otra de las caras que muestra esta dolencia es cuando, con el teléfono en versión mute (sin sonido) oyes su vibración sin que haya notificaciones que te reclamen. Su nombre es todavía más extravagante: el Síndrome de la Vibración Fantasma. ¿Nunca te ha parecido que estaba vibrando tu móvil y al sacarlo de tu bolsa no había nada?

El cerebro se acostumbra a encontrarse atento a tu smartphone, por lo que cualquier impulso de nuestro cuerpo lo asocia rápidamente a un aviso del dispositivo.

TUIT RECIENTE
ULTIMOS ARTICULOS

LA CARTA QUE DEJÓ STEVE JOBS ANTES DE MORIR

“Alcancé el pináculo del éxito en el mundo de los negocios. A los ojos delos demás, mi vida es el epítome del éxito.

Sin embargo, además del trabajo, tengo pocas alegrías. Al final, la riqueza es el único hecho de la vida que conozco.

En este momento, recostado en una cama de enfermo y repasando mi vida entera, me doy cuenta que la riqueza y el reconocimiento del que tanto me enorgullecí, palidecen y carecen de significado de cara a la muerte inminente.

En la oscuridad, veo las luces verdes de las máquinas que me mantienen con vida y siento el aliento de la muerte respirar cada vez más cerca de mí…

Ahora sé que, una vez que logramos acumular riqueza, debemos perseguir otras cosas no relacionadas…

Tal vez relaciones, tal vez arte, tal vez los sueños abandonados de la juventud.

Perseguir la abundancia sin descanso solo te convertirá en un ser retorcido, como yo.

Mi riqueza ya no me la puedo llevar, solo me llevo las memorias que me dio el amor. Es la verdadera riqueza que te acompañará y te dará la fuerza y la luz para seguir adelante. Y recuerden, nadie necesita una Stylus.

Lo material que se pierde, se puede recuperar, pero hay algo que nunca se puede recuperar cuando se pierde… la vida

En cualquier etapa de la vida que te encuentres, recuerda que llegará e momento de enfrentar la hora en que se cierran las persianas.

Atesora el amor de tu familia y amigos.

Trátate bien. Aprecia a los demás”

Dejar de desayunar aumenta en 20% los niveles de ansiedad

Por ejemplo, En un reciente estudio de la Universidad británica, Imperial College London, confirmó que no ingerir alimentos al desayuno incrementa en un 20% la ansiedad por ingerir alimentos altos en calorías.

 

“El no desayunar o estar muchas horas sin alimento, envía una señal de alerta a nuestro cerebro provocando la acumulación de grasa y que tengamos más hambre durante el resto del día”, señaló la nutricionista Katherine Gallardo, y agrega que “el sobrepeso se relaciona directamente con la falta de un buen desayuno, además de provocar dolencias como gastritis, así como aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas”, comenta Gallardo, citando también la investigación de la  Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Ese mismo informe, expone que los hombres que no toman desayuno tienen un 27% más de posibilidades de sufrir una enfermedad cardíaca.

 

Comer fuera de casa si es necesario

 

Estar lejos de casa, no debería ser una excusa para evitar el desayuno. Según explica la especialista, durante las horas de sueño utilizamos energía para dormir, por lo que necesitamos recobrarlas con un desayuno equilibrado.

Consumir este primer alimento es fundamental para empezar la rutina de los viajeros o jornada laboral, ya que la falta de energía afectaría nuestra concentración y memoria”, comenta la experta en un comunicado enviado por el Hotel Courtyard Santiago Las Condes, quienes ofrecen un buffet matutino para sus clientes.

¿Quiénes tienen más orgasmos, quiénes menos y por qué?

Pero ¿por qué existe esta brecha de género, y qué se puede hacer para lograr la igualdad del orgasmo? Después de todo, alrededor del 40% de las mujeres experimentan disfunción sexual, asociada con una dificultad crónica para alcanzar el orgasmo.

Los expertos están ofreciendo algunas respuestas.

"Todos los grupos de hombres – gay, bisexual, heterosexual – llegan al orgasmo en más ocasiones que todos los grupos de mujeres", dijo David Frederick, profesor asistente de psicología en la Universidad Chapman, que ha estudiado la sexualidad humana.

"Las mujeres lesbianas experimentan orgasmos más a menudo que las mujeres heterosexuales, pero menos a menudo que los hombres", dijo. "Lo que hace que el orgasmo de las mujeres sea el foco de la especulación bastante intensa. Cada mes, docenas de revistas y artículos en línea resaltan las diferentes maneras de ayudar a las mujeres a alcanzar el orgasmo con más facilidad. Para muchas personas, el orgasmo es una parte importante de las relaciones sexuales".

La razón de la brecha del orgasmo podría ser sociocultural o evolutiva, dijo Frederick.

"Las mujeres tienen mayor insatisfacción corporal que los hombres, e interfiere con su vida sexual más, lo que puede afectar la satisfacción sexual y la capacidad de experimentar orgasmos si la gente se está enfocando más en estas preocupaciones que en la experiencia sexual", dijo.

"Hay más estigma contra las mujeres que inician el sexo y expresan lo que quieren sexualmente", dijo, agregando, "una cosa que sabemos es que en muchas parejas, hay una discrepancia de deseo: una pareja quiere sexo más a menudo que la otra. En heterosexuales, esa persona suele ser el hombre".

Por lo tanto, una mujer puede tener relaciones sexuales con su pareja cuando no está necesariamente de ánimo, y entonces puede ser menos probable que alcance un orgasmo, dijo Frederick.

También existe la idea de que el orgasmo masculino ayuda a facilitar la reproducción, ya que es invariablemente requerido para la eyaculación. Para las mujeres, sin embargo, no hay un vínculo claro entre el orgasmo y la reproducción, dijo Frederick.

"Pero hace millones de años, quizás estaban relacionados", agregó.

"Una teoría es que en los antepasados de los seres humanos el orgasmo se producía más fácilmente porque su función era causar la ovulación. Esto ocurre en muchos animales", dijo Frederick.

"Una vez que el ciclo menstrual comenzó a regular la ovulación, el orgasmo ya no estaba asociado con la reproducción de las mujeres, lo que permitió que la capacidad y la facilidad del orgasmo se volvieran más variables en las mujeres durante millones de años y es por eso que la frecuencia del orgasmo es mucho más variable en mujeres que en hombres", añade.

Algunas mujeres pueden estar anatómicamente predispuestas a orgasmos regulares, dijo Elisabeth Lloyd, profesora de biología y filosofía en la Universidad de Indiana-Bloomington, que fue coautora de un estudio sobre la anatomía genital y el orgasmo en las relaciones sexuales.

Una distancia más corta entre el clítoris y la abertura urinaria, donde se libera la orina, puede aumentar la probabilidad de que una mujer experimente un orgasmo, según el estudio publicado en la revista Hormonas y Comportamiento en 2011.

Lloyd analizó datos de dos estudios sobre la relación entre la anatomía y el orgasmo en mujeres con ayuda de su coautor Kim Wallen, profesor de psicología y neuroendocrinología conductual en la Universidad de Emory.

"Encontramos que la distancia entre el clítoris y la abertura urinaria, que se llama CUMD, indica si una mujer está o no inclinada a tener un orgasmo con una relación sexual o no, y si es inferior a 2 centímetros, entonces probablemente va a tener un orgasmo con el coito", dijo Lloyd.

"Si está por encima, si es alrededor de 3, entonces es probable que no vaya a tener un orgasmo con las relaciones sexuales", dijo. "Esas fueron nuestras conclusiones, que han sido confirmadas a través de otras pruebas, lo que significa que si una mujer no tiene un orgasmo de relaciones sexuales, no es su culpa. Tiene que ver con su anatomía".

Dormir mal aumenta el deseo por la comida chatarra

Los investigadores usaron imágenes obtenidas mediante resonancia magnética funcional para estudiar el cerebro de 23 adultos jóvenes tras una noche de descanso normal y después de una noche sin dormir. En el segundo caso, el lóbulo frontal, que se ocupa de la toma de decisiones complejas, mostraba menos actividad de lo habitual, mientras que el centro cerebral de las recompensas estaba hiperactivo. Esto explicaría por qué cuando se les ofreció comida a los participantes, aquellos que habían estado privados de sueño elegían snacks poco saludables y comida basura, especialmente hamburguesas, pizzas y donuts. Tras una noche de 8 horas de sueño profundo, sin embargo, los sujetos escogían la opción “sana”, compuesta por fresas, manzanas y zanahorias.

“Si no dormimos, las estructuras cerebrales que controlan la motivación y el deseo se hiperactivan”, concluye Matthew Walker, coautor del trabajo que se publica en Nature Communications. Si a esto se suma que las neuronas encargadas de valorar las opciones y tomar decisiones “adecuadas” no funcionan bien cuando nos falta el descanso, la consecuencia es que quienes no duermen bien son incapaces de tomar decisiones adecuadas sobre su alimentación, ingieren alimentos excesivamente calóricos y están más predispuestos a la obesidad.

El número de niñas casadas en el país es el más alto de AL

La República Dominicana ocupa el primer lugar, junto a Nicaragua, con el mayor número de niñas y adolescentes que están casadas o “unidas” en América Latina y el Caribe.

De acuerdo con el estudio “Niñas Esposadas” realizado por Plan Internacional en el país (Plan RD), en las provincias Azua, Barahona, Pedernales, Elías Piña y San Juan, una de cada cinco adolescentes (23.4%) entre 15 y 19 años está casada o unida con un hombre 10 años mayor.

Según la autora de la investigación, Jeannette Tineo, el matrimonio infantil forzado es el resultado de la violencia intrafamiliar, la expectativa de emancipación o la oportunidad de negociación que establecen las familias como una oportunidad de salir de la pobreza.

Dijo que el estudio arrojó que el matrimonio infantil forzado tiene vinculación fuerte con los embarazos en adolescentes, ya que de las diez niñas casadas con hombres adultos que fueron entrevistadas, siete estaban embarazadas al momento de establecer la unión.

Las regiones con el mayor porcentaje de mujeres casadas o unidas antes de los 15 años son: El Valle con 18.5% y Enriquillo con 18.2%, llegando a superar el 47% antes de cumplir los 18 años.

En el sondeo de hogar que se realizó en la investigación,  14% de las niñas y adolescentes entre los 12 y 17 años dijo estar unida o casada y el 65% estar en una relación de noviazgo.

 

También arrojó que el 14% de las adolescentes ha tenido uno y dos embarazos entre los 14 y 17 años.

La investigación presentada ayer también señala que el 71% de los hombres encuestados dijeron que al momento de iniciar la relación sus parejas tenían entre los 12 y 17 años. El 39% de esos hombres dijeron preferir a las niñas y adolescentes como parejas porque son obedientes y se pueden dominar fácilmente. Santa Mateo, asesora de género de Plan RD, dijo que los hombres casados o unidos con las niñas (12-14 años) tienen entre 25 a 35 años de edad.

AMPLIACIÓN DE EDAD PARA EL MATRIMONIO
Entre las acciones que plantean está que los legisladores valoren aumentar la edad mínima para casarse a los 18 años. El código civil dice que la niña con consentimiento del padre se puede casar con 15 años y  el niño con 16.

“Queremos que el Congreso ahora que está revisando el código civil aumente la edad a 18 años sin excepción”, apuntó. Consideró que se requiere de una mayor articulación y coordinación desde el Estado como garante de derecho y que estén los recursos suficientes para que se puedan implementar.

Solo Para Mujeres es
Divertido, Amigas, Mujer, Instructivo, Apoyo, Abnegación, Transformación, Acogida, Unico, Cambios, Alegria, Humildad, Tenaz, Tutor, Entrega, Inteligencía, Capacidad, Enseñanza, Empoderamiento, Por Favor, Motivación.